Por: Excelsior//aquitamaulipas.com

Ciudad de México (10/01/2018).-            El gobierno de Estados Unidos eliminó las restricciones de viaje a los destinos turísticos de Los Cabos y Cancún, pero prohibió los viajes al puerto de Acapulco debido a la violencia, en su más reciente actualización de alerta de viajes a escala mundial de este martes.

Estados Unidos pidió a sus ciudadanos que eviten viajar a Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas debido a las condiciones de inseguridad, en una nueva versión de sus reportes para viajeros, emitida hoy.

Correspondiente a México, el Departamento de Estado de ese país informó a sus ciudadanos no viajar a Colima, Michoacán, Sinaloa, Tamaulipas y Guerrero, incluido Acapulco, debido a la criminalidad en esas entidades. Por lo contrario, no estableció ninguna restricción para viajar a Baja California Sur y Quintana Roo, que “incluyen las áreas turísticas” de Cabo San Lucas, San José del Cabo y La Paz, así como de Cancún, Cozumel, Playa del Carmen, Tulum y la Rriviera Maya.

La anterior alerta de viaje data de agosto del año pasado, cuando el Departamento de Estado incluyó a Cancún y Los Cabos en sus advertencias de viaje debido a los sucesos de violencia registrados desde enero del año pasado en esos destinos turísticos.

Un mes después, empresarios turísticos y el gobierno federal, encabezado por el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Ccordero, emprendieron consultas con funcionarios estadunidenses, que incluyó reuniones con la embajadora Roberta Jacobson, para solicitar el retiro de la alerta de esos dos destinos, visitados principalmente por turistas extranjeros.

Tras la actualización de la alerta este miércoles, la secretaría de Turismo aseguró que el gobierno de Estados Unidos “confirmó que los principales destinos turísticos de México no tienen restricción de viaje”.

En un comunicado, consideró “significativo que los cinco destinos turísticos que representan el 80 por ciento de los viajes de turistas extranjeros (Cancún, Riviera Maya, Los Canos, Puerto Vallarta-Riviera Nayarit y Ciudad de México) fueron clasificados por el Departamento de Estado sin restricciones para los viajeros internacionales”. El comunicado no aludió a la prohibición de viaje a Acapulco.

El alcalde del puerto guerrerense, Evodio Velázquez, consideró injusto que Estados Unidos recomiende a sus ciudadanos no viajar al puerto turístico debido a la violencia, y en cambio haya retirado a Los Cabos y a Cancún, donde se han registrado ejecuciones en el último año.

En el cabildeo del gobierno federal prevalecieron los intereses económicos y políticos, dijo una fuente al ser consultada acerca de mantener a Acapulco dentro de la alerta, mientras que otros destinos turísticos fueron retirados.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Rafael García, lamentó la prhibición de viaje sobre Acapulco, pero admitió que la violencia aún prevalece en Guerrero.