***Se trata de revanchismo político.

**Acusa Aureliana Núñez.

Por: Norma Sánchez//aquitamaulipas.com

Tampico Tamaulipas (09/08/2018).-             Más de 78 horas estuvieron sin luz un grupo de despicadoras de camarón de la tercera edad y algunas que se encuentran discapacitadas.

De esto solo se puede destacar que se trata de un revanchismo político.

Así lo expresa su líder Aureliana Núñez, quien tuvo que recurrir a la buena voluntad de empresarios para poder liquidar el pago del recibo de luz que les había llegado de más de 27, mil pesos.

“Ayer me reuní con la directiva de los empresarios marisqueros, ellos saben la labor que se hace en la planta, el recibo había llegado de  27,604 y me ayudaron a pagar, el día de hoy nos irán a poner la luz”.

Sobre el problema que esto les genera señalo “78 horas sin luz el cuarto frio esta descongelado, esperemos no este echado a perder, todas siguen laborando de peores nos hemos levantado y esta no será la excepción, porque incluso las abuelas están trabajando con velas”, subrayó.

Y recalca al recordar que a mitad de campaña dejo el partido de la Alcaldesa Magdalena Peraza, el mismo que la había llevado a alcanzar una regiduría, para irse  a apoyar a otro.

“Creemos que fue un capricho y los empresarios saben que seguimos trabajando, jamás les hemos fallado trabajan 50 empleadas, tercera edad y personas discapacitadas”.

A manera de consuelo Aureliana Núñez explica que esta situación les viene a fortalecer.

“Esto sirvió porque sé que cuento con ellos y nos van a mandar camarón, voltearon a vernos y le doy gracias a la alcaldesa por ese jalón que nos hizo más fuertes. Se responsabiliza a ella porque el ayuntamiento pagaba la luz, fui a verla y me dijo que era el tesorero y él nunca se presentó”.

La Líder dijo además que existe un  convenio con DIF y contrato de comodato con la administración pasada, si no se respetaron la planta ellos seguirán trabajando con su apoyo y sin su apoyo.

“Un empresario me dijo vente acá con el producto y tráete a las abuelas para acá.

La cooperativa no es redituable para pagar, la luz, agua, internet, a las abuelas se les da el desayuno y si están enfermas se les apoya, ahorita solo un cuarto está trabajando, el otro está trabajando, más que todo es una labor social”.

No irán a la quiebra la cooperativa porque se volverá a trabajar para el otro mes, “eso no nos da para abajo, estamos fuertes y más unidad que nunca, nos sirve para ponernos las pilas”.

As abuelas de ahí sobreviven, tienen la misma edad que la maestra    , con la diferencia que ellas tienen que trabajar para comer.