Por; Chano Rangel//aquitamaulipas.com

Matamoros, Tamaulipas (03/09/2018).-              A regresado a su lugar la alcaldesa de Reynosa, doctora Maki Ortiz, y como era de esperarse, los adversarios políticos, aun no digieren la estrepitosa derrota. El orgullo del poder no deja a los barones, a entender que los momentos y las circunstancias no les favorecieron.

Para el municipio de Reynosa, a sido, una administración ejemplar, algo que desde hace ya bastante tiempo, no se tenia, la inversión en obra publica, en desarrollo social, y en muchos rubros olvidados para las administraciones anteriores, como el arte y la cultura, protección civil, ahora ha sido fundamentales para el crecimiento sostenido de la ciudad.

Es cierto, que en cualquier democracia hay diferencias, no siempre se piensa igual, pero el resultado obtenido en las urnas por la alcaldesa, no es más que el reflejo del trabajo bajo su administración. El ciudadano se dio cuenta, de todo, del trabajo y de su entereza para enfrentar los retos, sin lugar a dudas eso fue fundamental para sobresalir en un mundo plagado de enemigos ocultos.

A partir de este primero de septiembre, regreso a ocupar su lugar como alcaldesa, y como si fuera sistemático, luego, luego, empezaron los golpes bajos y los periodicazos, los adversarios aun no asumen su compromiso democrático y su aplastante derrota.

La acusación era de no poder comprobar 652 millones de pesos, noticia errónea, y lastimosamente un medio escrito la publico con bombo y platillo, lastima por el medio, que es importante en la región, creo que les hace falta un buen equipo de investigación. Sin embargo al tesorera Esmeralda Chimal y Alejandro De la Garza, contralor municipal, de inmediato aclararon el desacierto periodístico. Lamentable que un medio tan importante difunda noticias confusas y herrones.

Lo que si es cierto, es que la administración anterior, tendrá que comprobar en que se gastó esos dineros, y tendrá que rendir cuentas a la ASF y eso puede llevar a rodar varias cabezas, ampliamente señaladas por desfalco en la ayuntamiento que encabezo Pepe Elías.

Así las cosas, ya la doctora Maki, está en funciones, y por cierto, se llevó los aplausos de los jóvenes ATM, el alcalde interino, Alfonso Peña, que realizo una labor fundamental en este proceso y periodo de trabajo, aunque corto, muy eficiente.

Alfonso Peña, regresa a ocupar su curul como regidor, y así termina una etapa en la que los reynosenses, dieron su confianza y continuidad a la administración municipal, ahora lo que viene ese el informe, y para ellos, ya está el equipo trabajando arduamente. Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

En otro orden, todo parece indicar, que no se llevara a cabo el negocio, al alcalde con intensiones fallidas de reelección le salió el tiro por la culata, Chuchin De la Garza, a toda costa trato de explicar entre los boleros de la plaza, los eloteros y demás ambulantes, que su proyecto de modernización del alumbrado público, era transparente y honesto, nadie le creyó.

Y es tanto el alboroto, que el alcalde electo Mario López, le dio un fuerte revés y no acepta este proyecto, sobre todo, por considerarse una deuda pública, que el municipio, no tiene con que costear.

En ese caso y si este este proyecto se viene abajo, entonces, el Yaye, Erick Silva y una lista larga de beneficiarios se quedaran lamiéndose los bigotes, porque los millones que esto dejaría de ganancia, nomás no llegara a sus bolsillos.

Lamentable, es que las cosas no se transparenten, pero más lamentable es, que una administración en su retirada, quiera endeudar al municipio, algo que ya era costumbre en anteriores gobierno estatales, y que a punto estuvo de ser un clavo en el ataúd, de un PRI, que ya nomás se deja ver en caricatura.

[email protected]