Por; Chano Rangel//aquitamaulipas.com

Matamoros, Tamaulipas (05/09/0218).-             El día de ayer, me quede viendo, un poquito del magro espectáculo que, el Senado de la Republica, se dio a la tarea de presentar, hasta pareciera, un verdadero sainete callejero. La máxima tribuna del país, se la paso más de 3 horas debatiendo si le daba o no, licencia al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello. Como si no hubiera asuntos más importantes que tratar.

Es también un hecho, que la bancada del PAN, en la cámara baja, ya presento la reforma de ley, para reducir el IVA en la frontera, al 8%, medida que pondría en competitividad a toda la franja fronteriza del país. Incluyendo el precio de los combustibles.

Regresando al Senado, y dicho sea de paso, mejor me puse a ver otra cosa en la tele, es lamentable, que la tribuna más alta de este país, sea contaminada con chismes de vecindad, la licencia es algo que esta en los derechos, de cualquier legislador, no debería de someterse al pleno, pero bueno, esto es México.

El caso del gobernador chiapaneco es especial, parecido al del ex jefe de gobierno, Migue Ángel Mancera, porque ambos 2, no debieron aparecer en las boletas electorales, pero ahí tiene que la ley, se ajusto a sus demandas. Faltaba más, y el INE termino por cumplir las presiones de los partidos políticos.

Como lo dijimos al principio, a pesar que MORENA, obtuvo la mayoría en las elecciones, al contabilizar 308 diputados y más de 70 senadores, a la hora de la repartición con la Alianza, quedo sin mayorías, el PT y PES, dejaron sin la fuerza para cambiar a gusto, las leyes y convenientemente Partido del Trabajo y Encuentro Social, a marcado por mucho su distancia, y el enfrentamiento de Fernández Noroña, con Porfirio Muñoz Ledo, deja claro, que así, van a estar los debates y pleitos de rapiña.

Porque el líder del congreso, Porfirio Muñoz, ex líder del PRI, ex líder del PRD, podrá ser muy bueno en el debate, pero la edad cobra facturas, el tiempo no perdona, y el ejemplo de tribuno en la década de los 60 y 70’s, es ya pasado en años, para mantener un ritmo congresal en plena transformación nacional.

Ricardo Monreal, se mostro mesurado ayer, y fue por su vía y propuesta, como la licencia de Manuel Velazco se aprobó, impuso, su jerarquía en la bancada morenista, y se dio por descontado, que ahí con los senadores morenos, es Monreal quien trae el látigo.

El debate, parece ser el arma mejor y de uso requerido en un congreso multipartidista, esperemos, que sea de altura, y que este a las expectativas de los grandes cambios que, México necesita, ya estamos artos de atole con el dedo y de más de lo mismo. Lo que vimos ayer, fue lamentable, esperemos no volver a ver, esos magros espectáculos.

De Aquello y lo demás…

Mire a los que aun no les cae el veinte, son a los opositores de la doctora Maki Ortiz en Reynosa, aun siguen en su remota idea y sacia morbos, de cómo pudo obtener 150 mil votos. De que no era posible, que jamás en la historia de la ciudad, ni el PRI, en sus más terribles elecciones, saco tantos votos. La respuesta es simple, trabajando, esa es la clave.

Aun siguen algunos en redes sociales, acusando y alentando a que el TRIFE en su sala regional de Monterrey, revoque el mandato que el pueblo le confirió por segunda vez a la doctora Ortiz Domínguez, olvidan esos agoreros, que el que acusa tiene que probar. Y ya el TRIETAM, desecho la acusación, por considerarla fuera de contexto.

Ha, pero ahí van, y los huestes de lo que queda del PRI de Reynosa, siguen tercos, y quieren ver sangre, partido obvio que debería de estar ocupándose de limpiar su casa y levantar sus escombros, tratar de restructurarse, y dejar de lamentar y pelear, lo que no pudieron ganar en las urnas.

Menos entendible, es que MORENA, y su candidato José Ramon, sigan peleando y este ya este despachando como coordinador de gobierno de AMLO, en Tamaulipas, una verdadera incongruencia democrática.

[email protected]