Condicionan ingreso a clases a humildes niños de Altamira.

0
90

***Por falta de recursos condicionan ingreso a dos niños en este Municipio.

Por: Norma Sánchez//aquitamaulipas.com
Altamira, Tamaulipas (23/08/2019).-                   En la  colonia Felipe Carrillo Puerto, es donde habitan los menores que se tienen que trasladar a la escuela  Ignacio Allende del ejido Santa Amalia.
Y llaman la atención los altos cobros,  por cada uno debían pagar 500 pesos de cuota escolar, más 180 pesos de copias, 300 pesos de las guía, 30 pesos de grapas y 80 de exámenes, entre otros cobros, dinero que fue exigido personalmente por la directora del plantel María Guadalupe Ramírez Segovia.
Fue  la señora Rosa Antonio Hernández quién señaló que si bien su esposo trabaja, lo que gana es muy poco y a duras penas les alcanza para irla pasando, por lo que pasar ese dinero le es imposible.
Dijo  que el día de la inscripción acudió al plantel con los papeles de sus hijos, uno de ellos pasaría a tercero y el otro a quinto grado.
«Me topé con que debía pagarle ese dinero a la directora si no mis hijos no tendrían un lugar, le dije que no llevaba dinero y me respondió que regresará al día siguiente, así lo hice y sólo me dijo que mis hijos ya estaban fuera, porque el día anterior no había pagado y que además la tesorera le había dicho que yo le comente que daría a mis hijos de baja, lo cual es completamente falso».
Agrega que solicitó el apoyo de una gestoría social para que la orientara jurídicamente y fue de esa manera como la supervisora escolar, Micaela Herrera al tener conocimiento de que se pondrían las denuncias ante el CREDE y Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas, le dijo que no se preocupara, que el lunes se presentarán sus hijos al plantel, que no tendrían ningún problema.
Y es este día acudió con la directora de la escuela para tratar de conciliar antes de proceder, pero esta de forma grosera le dijo que le hiciera como quisiera, que sus hijos ya estaban fuera del plantel porque no pagaron la cuota escolar que les da derecho a tener un lugar.
Rosa Antonio señaló que ella siempre participa en las faenas, que no falta a ninguna porque es la forma en que colabora con la escuela, aunado al hecho de que si falta debe pagar 50 pesos por niño, mismos que no sobran en su hogar.