AL VUELO-Catálogo.

0
55

Por Pegaso//aquitamaulipas.com

Ciudad Reynosa, Tamaulipas (07/10/2019).-               Antes de emprender mi vuelo matutino me puse a mirujear algunos portales electrónicos para conocer las noticias más relevantes del día y ¡oh! Sorpresa, me encontré con información nuevecita del llamado “prosticatálogo” de Telerisa.

Sí. Aquel famoso catálogo que puso al descubierto la “Reina del Sur” Kate Del Casquillo, luego de los ataques que sufrió por parte de la antes poderosa televisora, por andar de pizpireta con El Chapo Guzmán.

Como venganza, puso al descubierto el mencionado inventario que incluía fotos, datos y precios de las más correteables actrices regenteadas por “El Tigre” Azcárriaga y su “Tigrillo”.

Ahí se incluía, por ejemplo, a una flacucha, joven y aún virginal Lupedito, quien por 1.8 millones de devaluados posos podía pasar la noche con el afortunado postor.

O la gaviota ex esposa de Piña Nieto, Angélica Riviera, quien también las aflojaba por una módica cantidad.

El “prosticatálogo” estaba repleto de curvilíneas actrices y posiblemente apuestos actores-¿por qué no dar gusto también a las damas?-, que hacían las delicias de los lujuriosos pero adinerados hombres y mujeres del espectáculo.

Ya que Telerisa cayó en desgracia tras este sabroso episodio, yo le recomiendo al “Tigrillo” que renueve su inventario y se ubique en el nicho de oportunidades que ahora el destino le ha deparado.

Por lo anterior, a continuación le presento una sugerencia para integrar su nuevo catálogo, dirigido a aquellos que no cuentan con suficientes recursos económicos para pagar una noche de placer con Lupedito o “La Gaviota”:

1.- “La Chupitos”: Esta excepcional actriz es idónea para aquellos ejecutivos venidos a menos que buscan una compañera de juerga. Por un pomo de tequila “Cuervo” y cien devaluados pesos pueden pasar una noche de solaz y esparcimiento.

2.- Carmen Salinas. La famosa “Corcholata” de la película “Las Ficheras” garantiza horas y horas de diversión. Puede hacerles pucheritos y piojito mientras les relata el desenlace de aquella memorable película del cine de oro mexicano.

3.- “Doña Lucha”: ¿Qué mejor que la mamá de Albertano para dejar la ropa del cliente más blanca que la conciencia de su hija? Ya en serio, esta frondosa dama de compañía no sólo apachurra y exprime la ropa, sino que sus habilidades manuales son excepcionales.

4.- “El Vítor”. Las damas no se pueden quedar sin opciones. Este apuesto galancete de barrio hará que gocen de lo lindo cuando les preste su pito para hacer “¡pi, pi, piiiiií!

5.- “La India María”. Bueno, aunque ya se petatió hace tiempo, hubiera sido una excelente opción para quienes gustan del folclore y la tradición mexicanos. Con su burro Filemón hubiera garantizado la satisfacción de propios y extraños.

6.- Maribel Guardia. No se confunda con la apariencia escultural de esta veterana actriz. Con casi setenta años a cuestas, conoce todas las mañas habidas y por haber. Domina el Kamasutra y el Aranga Ranga de la A a la Z. Si lo suyo es la experiencia, he aquí su mejor opción.

7.- Paty Chamoy. Para su catálogo, Telerisa podría contar con un convenio de intercambio con la otra televisora, Tele Aztuerca. Podría pedir prestada a la popular conductora de Veneneando, Paty Chamoy, cuya lengua de triple filo puede llevar al paraíso a los felátoras más inveterados.

8.- Daniel Ponzoño y Piedrito Sola: Estos jotitos vienen en pareja. Especialmente preparados para atender a los clientes selectos de la diversidad sexual. Cuentan con una gran variedad de tutús y tanguitas de encaje con florecitas que harán las delicias de los clientes.

9.- El “Perro” Bernúdez. Además de su brillante calva, cuenta con grandes habilidades y estrategias tomadas directamente del “juego del hombre”. Puede irlo guiando hasta que pueda meter un gol allí, donde las arañas hacen su nido. Nada más no le vaya a salir con un “tiritititeeeee”.

10.- “La Chimoltrufia”. Que no lo espante su aspecto desaliñado. La esposa del “Botija” es toda una experta en el arte de Himeneo. Si no, pregúntenselo al “Chómpiras”. Lo chimuelo no es obstáculo para proporcionar el goce oral que buscan los sibaritas más exigentes.

Hasta aquí mis sugerencias para el nuevo “prosticatálogo”.

Quédense mis dos o tres lectores con el refrán estilo Pegaso: “Suelen lucrar con mi generosidad”. (Se aprovechan de mi nobleza).