Alrededor de 300 trabajadores del Hospital doctor Rodolfo Torre De Altamira insisten en hacer valer sus derechos.

0
98

Por: Norma Sánchez//aquitamaulipas.com

Altamira, Tamaulipas (21/05/2020).-                   En su mayoría los trabajadores eventuales con más de 10 años de servicios en áreas como médicas, enfermería, camilleros, intendencia y demás están a la espera de que algún nivel de gobierno se acuerde de ellos, así lo expresa Marcel Palacios Magaña integrante de la comisión de trabajadores del citado nosocomio.

Entrevistado al respecto, señala que son alrededor de  300 los empleados eventuales del hospital en referencia los que aparte de no ser trabajadores de planta no tienen derecho a ninguna prestación social por la parte patronal y mucho menos acceso al seguro de vida que anunció en fecha reciente el Gobierno Federal en coordinación con diversas compañías de seguro.
El Torre Cantú  es sede de enfermos por Covid 19 en la zona sur y desde hace más de un mes que inició la cotingencia sanitaria no se han recibido incentivos por la labor extraordinaria que realizan, demandó insistentemente el entrevistado, “ni hemos recibido un incentivo económico por la parte patronal a pesar de que nos lo prometieron que nos llegaría a finales del pasado mes de abril, mucho menos nos han otorgado la planta correspondiente y ni que hablar del llamado seguro de vida por 50 mil pesos que la semana pasada anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, estamos completamente desprotegidos.

No hay garantías laborales para quienes están en la primera línea de batalla dijo Marcel Palacios.

Un médico que es eventual en ese hospital percibe un salario de 4, 500 pesos por quincena, una enfermera 3, 400 por quincena y un administrativo, limpieza y otras áreas perciben un salario de 3 mil pesos quincenales por lo que esa cantidad de dinero no se compara con la que percibe un trabajador de planta en cualquier otro hospital público perteneciente a la Secretaria de Salud que gana más del doble, sin contar las jornadas de más de 8 horas con trajes especiales colocados para poder evitar el contagio de Covid.